Rafa Larreina

Políticamente incorrecto, probablemente inoportuno

Nací en Vitoria-Gasteiz en 1956. Estudié Económicas en la Universidad del País Vasco, PLGP2007 del IESE. He sido Diputado de AMAIUR en el Congreso durante la xª legislatura (2011-2015), coalición de la que forma parte mi partido: Eusko Alkartasuna. Leer más.






Archivo

Páginas


Enlaces


Administración

Acceder

 

Sindicación

RSS

17/08/2002

Vayamos por partes. En primer lugar hay que señalar que en el caso del aborto, Eusko Alkartasuna siempre ha dejado libertad para que cada militante vote en conciencia y así figura en todos los programas electorales con que nos hemos presentado a las diferentes elecciones. Como partido siempre nos hemos pronunciado en contra de cualquier discriminación por razones de orientación sexual, pero no hay ningún documento ni de Congreso, ni de Asamblea Nacional, ni de Ejecutiva Nacional que se haya pronunciado ni a favor ni en contra de la adopción por parte de los homosexuales.

Mi posición personal es muy clara desde una perspectiva progresista: pienso que en materia de derechos humanos no caben excepciones y menos cuando hablamos del derecho a la vida; todos los avances científicos y médicos señalan y demuestran que hay una vida diferente de la de la madre desde el primer momento de la concepción, y que su viabilidad depende de cuestiones técnicas (hoy son viables personas que llevan en el seno materno pocos meses y que antes no lo eran; desde otro punto de vista el caso de las madres de alquiler demuestra también esta asertación de que la vida es diferente a la de la madre y padre que han concebido a esa persona).

Ante un conflicto de intereses, y más estando en cuestión el derecho a la vida, desde una perspectiva progresista apuesto por la defensa del mas débil, del que no tiene voz para poderse defender. Por estas razones defiendo el derecho a la vida; creo que desde el punto de vista democrático de defensa de los derechos humanos no es admisible la licitud del aborto, y desde el punto de vista de solucionar los problemas, angustiosos en muchos casos, que puede tener la madre que se plantea o a la que le plantean el abortar, lejos de solucionárselos se le generan nuevos problemas y nuevas angustias.

En cuanto a la cuestión de las personas que tienen una determinada orientación sexual, defiendo su no discriminación en ningún caso, pues son personas y como tales tienen, y tienen que tener en la práctica, los mismos derechos que todas las personas. Por lo que se refiere a la adopción, creo que desde el punto de vista progresista hay que defender y preservar los derechos del adoptado, atendiendo a sus necesidades no a las necesidades de los adoptantes. Desde esta perspectiva creo que deben tener preferencia, a la hora de la adopción, los matrimonios (formados por mujer y hombre) con ciertas garantías de estabilidad, lo cual no significa ninguna discriminación con respecto a otras personas heterosexuales que no tengan vínculos estables de convivencia legalmente reconocidos.

Esta es mi posición personal, porque como le he dicho no tenemos formalmente adoptada ninguna posición como partido sobre esta cuestión concreta. Finalmente, con respecto a mi pertenencia al Opus Dei, ésta no genera ninguna incompatibilidad: en primer lugar porque el Opus Dei ni actúa en política, ni interfiere para nada en las actividades profesionales, sociales, culturales o políticas que en ejercicio de su libertad puedan desarrollar los fieles de la Prelatura; la finalidad del Opus Dei es exclusivamente de atención espiritual. Y en segundo lugar, tampoco genera ninguna incompatibilidad específica, porque el Opus Dei no tiene directrices doctrinales propias o particulares, defiende la doctrina de la Iglesia Católica de la que forma parte. Por esta razón una persona del Opus Dei tiene a la hora de actuar las mismas incompatibilidades -si usted quiere llamarlas así- que cualquier fiel católico.

Comentarios (3) 12:00 am

3 Comentarios »

  1. El Sr.Larreina no es ni mucho menos el único militante de la izquierda abertzale que simpatiza con la prelatura del Opus Dei.
    Como muy bien ha dicho, la finalidad del Opus Dei es la formación espiritual de la persona. Esto debería incluso en ciertas circunstancias, o decisiones de tanto pesó, ayudar a definir lo éticamente correcto con mayores bases que las de la propia persona que lo vota.
    Ojala hubiese más personas como tu entre las filas de los distintos partidos políticos.
    Eskerrik asko!

    Comentario escrito por Josu — 5 12 2013 @ 2:24 am

  2. Rafa Eh Bidu es una coalicion en la cual el respeto democratico tiene que imperar siempre que no se vulnere la causa por la que se ha formalizado dicha coalicion que es buscar el camino que nos lleve a la Independencia de Euskal Herria.Nuestra jurisprudencia tiene que defender los valores que respeten el derecho humano las religiones Las etnias y culturas que conforma nuestro pueblo El poder que otorga el pueblo decide las acciones vinculadas al derecho de las personas individuales y colectivas otorgando al pueblo de Euskal Herria la potestad de decidir el estatus con el que tiene que definir su propio Estado Un Estado Independiente Libre y Euskaldun con capacidad desarrollar la justicia y el derecho y de negociar con los demas paises como Estado Independiente

    Comentario escrito por koldo garces — 2 12 2015 @ 9:14 pm

  3. Eskerrik asko Rafa

    Comentario escrito por koldo garces — 2 12 2015 @ 9:16 pm

Feed RSS para los comentarios en este post. TrackBack URI

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies