tortura_nunca__.jpg Volver de pasar unos días en la tranquilidad del pirineo navarro y, sin solución de continuidad, nos vemos inmersos en el círculo vicioso de la violencia.

Nada más llegar entrevista con ETA en Gara: vuelta al pasado más oscuro; ausencia total de discurso político de futuro y vuelta a un lenguaje más propio de los años 60, en medio de una contradición permanente entre discurso y práctica: se habla continuamente de respetar la voluntad de la sociedad vasca mientras que en la práctica se desprecia continuamente -en el texto y en la realidad- la voluntad inequívoca y absolutamente mayoritaria de esa misma sociedad que exige la desaparición de la estrategia de la violencia y del terror que practica ETA. Después de leer dos veces la entrevista me invadía al sensación de que están en un callejón sin salida y empeñados en meternos al conjunto de Euskal Herria en dicho callejón sin salida.

Y también casi sin solución de continuidad la llamada del alcalde de Lesaka dándonos la noticia de un detenido e incomunciado, vecino de su municipio, que ingresa en la UVI del Hospital Donostia, de una familia sin información sobre lo que le ocurre a su hijo. Gestiones y mas gestiones, buenas palabras pero un muro de silencio y desinformación. Al final conseguimos conocer el informe médico del ingreso en urgencias, más gestiones y esta tarde a través de diversos vericuetos conseguimos saber que evoluciona positivamente y que es posible que mañana pueda abandonar la UVI y pasar a planta. Al menos esta tarde hemos podido transmitir a la familia una buena noticia aunque no hemos logrado que puedan verlo.

Y de fondo, otra vez planeando el oscuro pájaro de la sospecha de la existencia de tortura. Me vuelvo a reafirmar en la necesidad de que desparezca la incomunciación, la necesidad de que se apliquen los protocolos de prevención de la tortura que establece NACIONES UNIDAS, la exigencia de esclarecimiento de lo que pasó esta pasado noche entre el registro de la vivienda familiar y el ingreso en el servicio de urgencias del Hospital Donostia.

La democracia no se defiende atacando las bases de la democracia, los derechos humanos no se defienden machacándolos en algunos casos, la libertad nunca se refuerza recortando libertades……………..y, sin embargo, siempre volvemos a ese vicioso círculo de la violencia que niega la razón y el diálogo e intenta imponer la sinrazón de la fuerza.

Alrededor de estos sucesos surgirán enseguida voces en el seno de los que persisten en justificar la estrategia de la violencia exigiendo compromisos de defensa de los derechos humanos de los detenidos mientras guardan un discreto silencio frente a otras vulneraciones de derechos humanos que provienen de su propio mundo. Simultáneamente surgirán otras voces, entre los que nunca dan crédito a las denuncias de organismos internacionales de defensa de los derechos humanos, que nos acusarán de “equidistantes” a quienes condenamos y reaccionamos ante unas y otras vulneraciones de derechos humanos.
A unos y otros quiero recordarles que frente a la vulneración de los derechos humanos no caben compromisos a tiempo parcial, ni mantener una prudente y silenciosa distancia ante las vulneraciones que puedan provenir de entornos más o menos próximos.
Los derechos humanos exigen un compromiso permanente con la defensa de todos ellos, sin excepciones.

A continuación recojo una definición de tortura realizada por Naciones Unidas y unas reflexiones de amnesty international.
DEFINICIÓN DE LA ONU

Según la Convención sobre la Tortura de las Naciones Unidas Tortura es infligir intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener información o una confesión, o de castigarla, intimidarla o coaccionarla.

La tortura sirve para…


infligir un dolor indescriptible a personas indefensas

doblegar la voluntad y destruir la personalidad de la víctima

embrutecer a la víctima y al torturador

hacer que la víctima diga lo que el torturador quiere oír

ahondar las divisiones en la sociedad deshumanizando a ciertos grupos

inspirar odio y terror en comunidades enteras

aumentar el terrorismo al normalizar la brutalidad y enfrentar comunidades

rebajar las normas éticas de la sociedad

La tortura no sirve para…


poner fin al terrorismo

aumentar nuestra seguridad

Por Rafa Larreina

Nací en Vitoria-Gasteiz en 1956. Estudié Económicas en la Universidad del País Vasco, PLGP2007 del IESE y, he sido Diputado de AMAIUR en el Congreso durante la X legislatura (2011-2015), y de 1990 a 2009 Parlamentario Vasco, siempre dentro de Eusko Alkartasuna. También he sido vicepresidente segundo del Parlamento Vasco en la VIII Legislatura. En cuanto a mis intereses, las asociaciones a las que pertenezco creo que los reflejan bastante bien: Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, internet&euskadi, Club de montaña Gasteiz, Greenpeace y la Asociación Cultural Hegoalde de fomento del euskara. Pero sobre todo, soy un ciudadano más, con voz propia en este blog y dispuesto a hablar de cualquier tema contigo.

4 comentarios en «DERECHOS HUMANOS, TERRORISMO, TORTURA Y EQUIDISTANCIAS»
  1. creo que estos casos hay que investigarlos a fondo. Yo no me creo que todo fue porque opuso resistencia. Por favor que alguien investigue estos casos porque la versión de Rubalcaba no me parece nada creible. En el siglo XXI estas cosas no pueden pasar.

  2. Da la impresión de que por ahí anda siempre una mano negra que se dedica a potenciar a ETA precisamente cuando mas flaca de apoyos populares está.
    Una operación antiterrorista que acaba mandando al hospital a uno de los detenidos sólo consigue reforzar a los terroristas.

  3. ¿Cuando vais a tener un compromiso mas claro y radical contra la tortura? Muchas palabras pero sigue ocurriendo, pasan unos días, semanas y luego otra vez.
    ¿Sirven para algo las instituciones?

  4. Nuestro compromiso contra la tortura ha sido siempre claro y radical y lo sigue siendo. Con demasiada frecuencia, espero que no sea tu caso iker, se exigen compromisos desde quienes no tienen ningún compromiso efectivo con la defensa de los Derechos Humanos en todos los casos y sin excepciones.
    La realidad demuestra que quienes más gritan y critican a las instituciones no han demostrado con su actuación ser más eficaces, ni muchísimo menos, que esas instituciones a las que critican.
    Yo soy de los que creo que desde las instituciones se debe hacer más todavía y ese es el empeño de quienes estamos en representacion de EA.
    Hace unos años nos quedamos sólos a la hora de reclamar que se pusiesen cámaras en las comisarías y se aplicasen las recomendaciones del relator de la ONU para prevenir la tortura.
    Seguimos insistiendo y hoy es el día en que dichas recomendaciones se están empezando a aplicar en el caso de la C.A.V.; incluso Garzón -eso si en la época de tregua: otra vez la defensa de los Derechos Humanos a tiempo parcial en función de la coyuntura- llegó a proponer su aplicación en la Audiencia Nacional.
    A pesar de los obstáculos no nos desanimamos y seguiremos trabajando para conseguir que la tortura desaparezca, sea inviable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies