Mientras espero al avión que me llevará a Loiu aprovecho para seguir contando las impresiones y reflexiones que me ha ido suscitando la Conferencia Internacional de Software libre. Una de las sesiones que me ha resultado más interesante ha sido la Mesa redonda sobre sostenibilidad. En ella surgieron varios toques de atención a nuestra vida diaria que creo viene bien que nos los planteemos; al menos a mi me ha venido bien para replantearme hábitos de consumo que aunque sean habituales no son muy razonables; ahí van:

No es sostenible cambiar de ordenador cada tres años.

No es sotenible mandar fotos de 24 megas por internet.

Los equipos desechados provocan un problema creciente que se cuantifica entre 20 y 50 toneladas de peso muerto generado, con un incremento que va del 3 al 5% anual, más de tres veces que el incremento de la basura normal.

Este análisis surgió desde un planteamiento de reflexión sobre la realidad de que estamos en un planeta finito, limitado y de la inconsciencia diaria de esta realidad. Tenemos una economía basada en una oferta sobredimensionada que en el caso de la tecnología podríamos denominar que se da el “síndrome de Diógenes digital”:

Telefónica -o cualquier otra operadora- nos vende 100 Megas de ancho de banda, cuando no necesitamos tanto para casi nada; ¿cuanto estamos consumiendo de más? Es necesario plantear un uso más razonable de la informática.

También se plantearon unas reflexiones muy interesantes por parte de Carlos Castro que centró la sostenibilidad en el ámbito de los principios que caracterizan al Software Libre y que no coincide con la sostenibilidad del sistema capitalista. Este planteamiento tiene más vigencia si cabe en momentos de crisis, en los que hay que insitir en que lo más importante del software libre no son las herramientas, la tecnología, sino los principios: la libertad y la cooperación. Desde esta diferenciación de la cuestión tecnológica con respecto a los principios señaló que hay que reivindicar los principios, defender la libertad y la cooperación como elementos de progreso social.

Por Rafa Larreina

Nací en Vitoria-Gasteiz en 1956. Estudié Económicas en la Universidad del País Vasco, PLGP2007 del IESE y, he sido Diputado de AMAIUR en el Congreso durante la X legislatura (2011-2015), y de 1990 a 2009 Parlamentario Vasco, siempre dentro de Eusko Alkartasuna. También he sido vicepresidente segundo del Parlamento Vasco en la VIII Legislatura. En cuanto a mis intereses, las asociaciones a las que pertenezco creo que los reflejan bastante bien: Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, internet&euskadi, Club de montaña Gasteiz, Greenpeace y la Asociación Cultural Hegoalde de fomento del euskara. Pero sobre todo, soy un ciudadano más, con voz propia en este blog y dispuesto a hablar de cualquier tema contigo.

2 comentarios en «Otro enfoque al Software libre y la sostenibilidad»
  1. de acuerdo con la necesidad de sostenibilidad. Pero la administración debería de dar ejemplo y no sé si lo hace. Por otro lado se compra tecnología cara. Según comentaba el otro día Ethan Zuckerman en Sociedadred nadie compra ordenadores a Ghana porque somos tecnocentristas y no nos fiamos.

  2. 100% de acuerdo con Idoia respecto a la administración.

    Abarataría costes de adquisición para los servicios públicos, y serviría para que la gente con menos medios se beneficiara indirectamente de un software con soporte institucional.

    El software libre es la mejor expresión de solidaridad entre desarrolladores. Pero con apoyo institucional, esa solidaridad extendería sus beneficios hasta los ciudadanos/usuarios más desfavorecidos; compensando así las diferencias producidas por el sistema de competitividad capitalista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies