Esta mañana en el auditorio del Guggenheim he tenido la oportunidad de asistir a la conferencia que Al Gore ha desarrollado, ante un patio de butacas rebosante de gentes del mundo de la empresa y las instituciones, sobre la Estrategia Económica para el siglo XXI.

Lo primero que me ha llamado la atención, ha sido la naturalidad: es una persona muy normal -en el buen sentido de la palabra-, cercana, agradable y atento en el trato, sin ningún tipo de artificialidad, como hemos podido comprobar quienes hemos tenido la oportunidad de saludarle personalmente en el encuentro restringido que ha tenido lugar al acabar la conferencia.

En segundo lugar destacaría la “puesta en escena”: no ha sido una conferencia al uso; tenía el sabor americano de una conferencia seria pero desarrollada de forma aparentemente informal, fuera del atril; me ha recordado las clases de economía de Juan Urrutia en Sarriko que, ya hace unos cuantos años, seguíamos con fruición los estudiantes de entonces.

En cuanto al contenido de la conferencia ha sido bastante previsible, para quienes sigan habitualmente sus intervenciones o ensayos, pero ha aportado algunas reflexiones vinculadas a la actualidad económico-financiera internacional que quiero subrayar en este post. Después de un atento inicio protocolario ensalzando las características del País que le han impresionado: el paisaje vasco, el vino de rioja alavesa y el compromiso con la innovación, ha lanzado el mensaje central de su intervención: la crisis económica no debe posponer el compromiso de los estados y gobiernos con el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

Dos lecciones de la crisis: los que se muevan mas rapidamente seran los Países que mejor se situaran en el nuevo panorama internacional; y, tanto la crisis climatica como la actual crisis financiera son globales y deben ser abordadas conjuntamente; por tanto deben ser abordadas tambien entre todos los Países. En este sentido ha subrayado que la creacion de empleo generada por las actuaciones medioambientales servirán para compensar la crisis financiera y sus consecuencias. Para ello es preciso arrojo y valentía a la hora de afrontar el reto de la innovación, pues las economias mas competitivas son las que se adaptan con rapidez a las condiciones cambiantes del mercado internacional.

Las empresas tambien deben asumir el liderazgo y el reto de la innovación para moverse en el nuevo contexto y, en este sentido, ha felicitado al Pais Vasco, al Gobierno Vasco y a las empresas por su liderazgo en materia de medidas contra la crisis climatica.

En relación a la producción energética Al Gore ha señalado -a mi me ha sorprendido y me ha gustado la relfexión- que a pesar de haber sido un defensor en el pasado, se ha vuelto escéptico con el paso del tiempo en relación a las centrales nucleares para combatir el cambio climático; cree que las energías renovables van a ser mucho mas eficaces para combatir el cambio climâtico; la clave -ha añadido posteriormente- esta en como mejorar la innovacion y la investigación para incrementar la eficiencia de las energías renovables.

Por Rafa Larreina

Nací en Vitoria-Gasteiz en 1956. Estudié Económicas en la Universidad del País Vasco, PLGP2007 del IESE y, he sido Diputado de AMAIUR en el Congreso durante la X legislatura (2011-2015), y de 1990 a 2009 Parlamentario Vasco, siempre dentro de Eusko Alkartasuna. También he sido vicepresidente segundo del Parlamento Vasco en la VIII Legislatura. En cuanto a mis intereses, las asociaciones a las que pertenezco creo que los reflejan bastante bien: Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, internet&euskadi, Club de montaña Gasteiz, Greenpeace y la Asociación Cultural Hegoalde de fomento del euskara. Pero sobre todo, soy un ciudadano más, con voz propia en este blog y dispuesto a hablar de cualquier tema contigo.

6 comentarios en «Pensando en verde con Al Gore en Bilbao»
  1. Gracias por el post Rafa. Una pena no haber podido ir y tenía ganas de poder leer un resumen de la conferencia. Creo que es fundamental ese mensaje de que la crisis no debe ser una excusa para no afrontar retos ineludibles como son la lucha contra el cambio climático o contra la pobreza.

  2. Me parece muy bien toda lucha a favor del medioambiente, y mas el hacer incapie cuando la crisis nos afecta de manera directa, pero nunca me a dao confianza este hombre,por muy majo que sea, me da que es un tipo con necesidad de protagonismo y cuandoa perdio las elecciones busco la manera de seguir en el candelero,ahora hace negocio con el cambio climatico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies