Hoy el Diario de Noticias de Araba publica la siguiente entrevista:

miren ibáñez

vitoria.Las primeras encuestas electorales les otorgan en torno a 4 parlamentarios ¿es un buen resultado de partida?

EA siempre se caracteriza porque saca más de lo que le dan las encuestas. La del CIS nos da más que la que se publicó antes de las municipales y aquélla la superamos ampliamente. Si se sigue esa tónica, lo que está marcando esta encuesta es una tendencia al alza de EA.

¿Son una base suficiente para que ese polo soberanista que proponen tenga buenas perspectivas?

Ojalá. Que exista ese polo soberanista, desgraciadamente hoy por hoy sólamente liderado por EA, en el Parlamento Vasco con fortaleza es importante para el país, sobre todo en este momento de crisis económica. Al final hay dos posibilidades: volver al pasado, a la política de entente entre PNV y PSOE que caracterizó a la época Ardanza, de gestión de un Estatuto de Gernika recortado, de un enfoque de gobierno autonomista; o seguir la senda que se inició en 1998 de reforzar el soberanismo, de ir hacia un nuevo marco jurídico-político que permita dar respuesta más eficaz a los problemas.

En ese objetivo de recuperar la vía de 1998, ¿en qué medida va a ser un obstáculo la ausencia de la izquierda abertzale en la Cámara vasca?

Es un obstáculo real para la democracia. Detrás hay una débil mentalidad democrática de los partidos estatales, un intento de manipular la realidad política de este país y de que las cosas sigan igual.

“Este país hay que gobernarlo como una nación, no como una comunidad autónoma”, decía en la presentación del programa electoral. ¿Ha pecado de prudencia el tripartito al gestionar la Ley de Consulta?

Más que de prudencia, el tripartito se ha visto afectado por los cambios que ha habido en alguno de sus integrantes. El PNV abandonó la apuesta del tripartito y del lehendakari Ibarretxe y ése es el elemento fundamental. Joan Puigcercós decía el domingo que el lehendakari tenía todo para hacerlo, el apoyo de EA, el programa electoral, las urnas, los colegios electorales, la Ertzaintza, pero le falló su partido. Respetamos las decisiones de otros pero sí constatamos la realidad, ha habido un cambio de estrategia. Creo que eso también está en el fondo de que haya 150.000 abertzales que han dejado de votar, pensamos que decepcionadas por ese hablar y no hacer.

Recuperan la Ley de Soberanía, ¿por qué ahora?

La realidad es que hace cuatro años se aprobó un nuevo Estatuto en el Parlamento Vasco, que quedó en el cajón después del portazo de Madrid, y no hemos sido capaces de reaccionar. Sigue siendo necesario y ahora es urgente. Por eso proponemos una Ley de Soberanía Vasca que nos dote de un nuevo marco jurídico-político para dar respuesta a la situación de bloqueo político y que dé respuesta a la crisis económica.

El otro gran eje del programa es su siempre reivindicada reforma de la Ley de Territorios Históricos…

Ahí hablamos de una Ley Institucional que incluya la reforma de la LTH y la Ley Municipal, para dar respuesta a otro problema endémico del Gobierno Vasco que es el papel de los municipios. Tiene que quedar claro que quien dirige todas las políticas de este país son las instituciones comunes y que cada institución debe gastar en su competencia. También hay que introducir racionalidad en el gasto público, ir a una reducción radical de las empresas públicas. Hay que acabar con estos reinos de taifas, porque al final se crean empresas para que haya más puestos a repartir entre los amigos.

Con estos dos ejes, parece complicado un pacto postelectoral con el PNV ¿no?

Al final, el 2 de marzo habrá que sentarse y ver cuáles son las posibilidades de formar gobierno. Nosotros tenemos una cosa muy clara: no vamos a entrar en un gobierno para que las cosas sigan igual.

Sí que han dejado claro que no respaldarán a Patxi López.

Tendría que cambiar mucho. No decimos que no.

En cualquier caso, han mostrado su temor a un pacto PNV-PSE…

No tenemos miedo, EA ha demostrado que es un partido que sabe estar en el gobierno y en la oposición. Nos preocupa como país. La solución no está en el pasado. Y eso alimenta la estrategia del Estado, que las cosas no se muevan, que vaya pasando el tiempo. Y al final esto, con el tiempo, será una autonomía más del Estado, como puede ser Murcia, con todo el respeto. ¿Quiénes contribuyen a la estrategia de Rodríguez Zapatero? Por un lado, están esos sectores del PNV que lo único que les preocupa es su statu quo y, por otro, quienes siguen anclados en la estrategia de la violencia.

La crisis protagoniza la campaña. En esa profundización soberanista han planteado medidas como la inversión en infraestructuras sociales e incentivos para que las empresas no repartan dividendos. Explíquese.

Son dos propuestas muy realistas y muy efectivas. Estamos en una crisis muy dura que va a ser más dura todavía. Y hay que reaccionar. Rodríguez Zapatero no está dando ninguna medida concreta y Patxi López tampoco, no dice nada. Si tiene recetas maravillosas, que se las dé a Solbes y a Zapatero, pero no las tiene. Aquí tenemos que denunciar el gran fraude del Gobierno socialista, que Rodríguez Zapatero a través de esas aportaciones a los ayuntamientos está invirtiendo la tira de dinero en el País Vasco. Lo que no nos dicen es de dónde sale ese dinero, que según parece va a salir de los bolsillos de los contribuyentes vascos.

En Álava, tienen una pugna importante abierta en torno a Zaballa…

Hay dos discrepancias. La ausencia total de respeto a la normativa medioambiental, la ley tiene que ser igual para todos. Y luego está el modelo penitenciario: las macrocárceles no respetan a las personas ni el espíritu de reinserción. Esto demuestra la necesidad de ir haciendo un marco jurídico-político nuevo.

Al final hablamos en muchos casos de gestionar competencias reconocidas en el Estatuto, ¿le convence la propuesta de Patxi López de reformar el Estatuto desde el consenso?

Tenemos una base para cualquier reforma, que es el Estatuto que se aprobó en el Parlamento hace cuatro años y el PSE no quiere saber nada, porque lo que quiere es una mera descentralización. Ése es el problema de fondo. Un ejemplo de esto, que afecta a Álava y que supone la pérdida de 3.000 puestos de trabajo en 2008-2009, es la no fusión de las cajas. Parte de la actividad industrial de Aernnova se ha ido fuera, pero hay otra empresa del sector aeronáutico que también está llevando fuera de Álava su actividad porque no ha tenido el apoyo financiero necesario de Caja Vital. Por esa concepción trasnochada del autogobierno, de cortos vuelos y pueblerina en el mal sentido de la palabra del PSE y del PP, que sirve para cubrir el vanitas vanitatis de tener una serie de puestos, pero no da respuesta a los problemas de la ciudadanía. La Caja Vital podrá ser viable, pero no está sirviendo a los intereses de los alaveses.

Por Rafa Larreina

Nací en Vitoria-Gasteiz en 1956. Estudié Económicas en la Universidad del País Vasco, PLGP2007 del IESE y, he sido Diputado de AMAIUR en el Congreso durante la X legislatura (2011-2015), y de 1990 a 2009 Parlamentario Vasco, siempre dentro de Eusko Alkartasuna. También he sido vicepresidente segundo del Parlamento Vasco en la VIII Legislatura. En cuanto a mis intereses, las asociaciones a las que pertenezco creo que los reflejan bastante bien: Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, internet&euskadi, Club de montaña Gasteiz, Greenpeace y la Asociación Cultural Hegoalde de fomento del euskara. Pero sobre todo, soy un ciudadano más, con voz propia en este blog y dispuesto a hablar de cualquier tema contigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies