Hace casi dos años que tuve que ponerme gafas para leer, porque ya el brazo no me daba más de si. Entonces el oculista me dijo que era raro que no me las hubiese tenido que poner -como la mayoría de la gente- unos años antes. Esta mañana cuando un amigo catalán me señalaba en un periódico unas declaraciones del presidente del PNV Bizkaíno, en las que decía que “no reconocía a Eusko Alkartasuna”, pensaba que quizás Andoni Ortuzar sea de los que se las tiene que poner antes de tiempo.

¿Por qué digo esto?, pues porque da la impresión que los dirigentes del PNV ven con muy buenos ojos las intrigas y movimientos de la corte madrileña, debatiéndose entre el seducir y el dejarse seducir por los oropeles y las buenas palabras de quien gobierne en España -sea hoy Zapatero o mañana Rajoy, berdin da-, mientras que cierran los ojos molestos cuando en nuestro País, en Euskal Herria o Euskadi que para mi es lo mismo, se trabaja con responsabilidad y seriedad para conseguir abrir un nuevo ciclo político, en el que la violencia desaparezca definitivamente y se respete, y se pueda hacer efectivo, el derecho a decidir del Pueblo Vasco.

Es de agradecer la preocupación de Ortuzar por Eusko Alkartasuna, pero yo le diría que esté tranquilo, que Eusko Alkartasuna está donde ha estado siempre: trabajando, desde nuestra radicalidad democrática y nuestro compromiso activo con la defensa de todos los derechos humanos -sin excepciones-, por conseguir la Paz, la Independencia y el Progreso social para nuestro País.

Y, siguiendo con el símil oftalmológico en su versión bíblica, sería mejor que antes de intentar sacar la paja en ojo ajeno, solucione el presidente del PNV bizkaíno el problema de la viga en el ojo propio. Porque las bases de EA están donde siempre han estado: con los principios fundacionales y trabajando para que la paz, y la libertad de nuestro País, y de todas y cada una de las personas que lo componen, sea realidad cuanto antes.

Quizás Andoni Ortuzar tendría que mirar que pasa en su propio entorno, con todas esas buenas gentes abertzales a las que sedujeron con el señuelo soberanista del Lehendakari Ibarretxe para hacer después política autonomista, y que hoy están desengañadas con un PNV obsesionado con pactos en Madrid para prolongar un modelo autonómico agotado; y también haría bien en mirar que pasa con muchos abertzales de las bases del PNV que hoy se sienten desorientadas y desengañadas ante demasiados escándalos que todos creíamos propios de otras latitudes y ajenos a nuestro País y a nuestra cultura.

Ojala los dirigentes del PNV dejen de mirar tanto a Madrid, se pongan las gafas de cerca y contemplen que aquí hay gente trabajando para hacer País, abrir una nueva etapa política y conseguir la meta por la que tantos abertzales a lo largo de la historia, han dado su vida, y nos han dado ejemplo de coherencia, honradez y solidaridad.

Si se deciden a mirar de cerca, anteponiendo los intereses del País a los intereses particulares, podrán volver a reconocer a Eusko Alkartasuna, al partido de siempre, y comprobarán que, junto con el resto de los soberanistas, les tenemos reservado -si el PNV quiere, de ellos depende- un lugar para volver a trabajar conjuntamente en favor de la independencia.

Por Rafa Larreina

Nací en Vitoria-Gasteiz en 1956. Estudié Económicas en la Universidad del País Vasco, PLGP2007 del IESE y, he sido Diputado de AMAIUR en el Congreso durante la X legislatura (2011-2015), y de 1990 a 2009 Parlamentario Vasco, siempre dentro de Eusko Alkartasuna. También he sido vicepresidente segundo del Parlamento Vasco en la VIII Legislatura. En cuanto a mis intereses, las asociaciones a las que pertenezco creo que los reflejan bastante bien: Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, internet&euskadi, Club de montaña Gasteiz, Greenpeace y la Asociación Cultural Hegoalde de fomento del euskara. Pero sobre todo, soy un ciudadano más, con voz propia en este blog y dispuesto a hablar de cualquier tema contigo.

2 comentarios en «Gafas de cerca»
  1. Me afilié el año pasado a EA y van pasando los meses y cada vez estoy más seguro de haber acertado,
    aunque al principio tuve mis dudas ya que en política siempre me he sentido más identificado con la izquierda abertzale oficial. Y digo que he acertado porque no he visto tanta coherencia en un partido nunca, coherencia en la búsqueda de la paz, coherencia arriesgando, sufriendo los comentarios interesados de los que no se atreven a apostar por el miedo a perder la poltrona.
    Rafa, ánimo, vamos a seguir en esta línea, vamos a acabar lo empezado,para avanzar hacia la independencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies